Para empezar hay que dejar claro que estos son dos conceptos totalmente diferentes, la nutrición es la consecuencia de una buena alimentación. Podemos estar bien alimentados, no tener hambre y/o estar satisfechos sin embargo estar mal nutridos con algún déficit o superávit de algunos nutrientes importantes para el funcionamiento y desarrollo de nuestro cuerpo.
¿Qué es la alimentación?
Es el proceso por el cual ingerimos alimentos para la subsistencia y mantenimiento del organismo. Es voluntario y educable.
Todo producto que tenga ciertas cualidades sensoriales que estimulen el apetito y que aporten sustancias nutritivas o no nutritivas para el cuerpo se le llama alimento.
¿Que es la nutrición?
Es un proceso interno, involuntario y no educable, por el cual el organismo transforma, utiliza e incropora los nutrientes contenidos en los alimentos al cuerpo con la finalidad de mantener los tejidos en buen estado y asegurar la vida. Este proceso consta de 5 etapas:
– Digestión.
– Absorción.
– Transporte.
– Metabolismo.
-Eliminación de desechos.
Nutrientes:
Vitaminas y minerales son nutrientes con acción, conocidos como micronutrientes ya que se necesitan en pequeñas cantidades.
Proteinas y calcio, estos nutrientes se encargan de componer nuevas celulas y tejidos.

Podemos clasificar a los nutrientes de dos formas:
Energética: glúcidos y lípidos
Reguladora: agua, vitaminas y minerales
Plástica o estructural: Proteínas y calcio Naturalmente, estos nutrientes son incorporados a nuestro organismo por los alimentos.

Tener una alimentación equilibrada quiere decir que todos días obtengas un balance de los nutrientes que necesitas para el funcionamiento del organismo. Es importante que exista un equilibrio entre los alimentos ingeridos y los nutrientes asimilados.

 

 

0 Comentario

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *